Relaciones de confianza y marca personal para encontrar empleo

Las relaciones de confianza son las que determinan el grueso de las ofertas de empleo. Estas son las que se establecen entre amigos o conocidos cuando recomiendas a alguien para un puesto. O cuando te preguntan si conoces a alguien que “sepa de esto”.

Incluso puede suceder que las relaciones de confianza lleguen a superar obstáculos aparentemente insalvables como la falta de experiencia, formación, etc. Y es donde debemos centrar nuestra estrategia de búsqueda de empleo si queremos optar a ese 70-80% de ofertas invisibles.

El 70-80% de las ofertas de empleo pertenecen al mercado informal y no las encontrarás en ninguna web de empleo.

El objetivo de esa estrategia es que cuando alguien se pregunte ¿quién sabe de esto?, la primera persona que le venga a la cabeza seas tú. Para alcanzar el objetivo tenemos que conseguir que todos se enteren de qué es a lo que te quieres dedicar y porqué eres bueno en ello. ¿Fácil, verdad? Bueno, un poco.

Si miras a tu alrededor te darás cuenta de que estás a dos o tres clics de distancia de compañeros de profesión en empresas muy interesantes, o de ese jefe de personal de una gran empresa o incluso de ¡un ministro!. Si realmente sabes aprovechar las herramientas que todos tenemos a nuestro alcance podrás llegar a quien te propongas.

Poder llegar a esa “persona objetivo” y conseguir una relación de confianza son dos asuntos totalmente diferentes. Y por ello hay que trabajar sobre ambos, y aquí es donde entra la famosa marca personal.

Marca personal para encontrar empleo
La marca personal como atributo clave en la búsqueda de empleo

Marca Personal

La marca personal no es más que reflejar “qué es a lo que te quieres dedicar y porqué eres bueno en ello”. A cada momento construimos nuestra marca personal. Cada vez que publicas en tus redes sociales, asistes a un evento, hablas con alguien en persona o en un grupo de Facebook. La marca personal es esa imagen que cada persona tiene de ti (te conozca en persona o no). Esa imagen que consigue que cuando un empleador pregunte a un conocido si sabe de alguien que “sepa de esto” automáticamente piense en ti.

Así que depende de ti que esa marca personal sea más o menos valiosa para el objetivo de encontrar empleo.

Por lo tanto lo primero que debes reflexionar es la imagen que estás dando a través de tus redes sociales. Luego haz los cambios que creas oportunos en función de los objetivos que te hayas marcado. Para posteriormente valora las diferentes opciones que tienes a tu alcance para expandir esa imagen de marca y acceder a esas “personas objetivo”.

Estas opciones pueden ser nuevas redes sociales (como Linkedin), o un blog para dar a conocer tus intereses, conocimientos u opiniones. O incluso nuevas estrategias para utilizar las herramientas que ya tienes.

Relaciones de confianza

No te olvides de la red social con mejores resultados: el networking 1.0. (O aquello que antiguamente llamábamos relacionarse con la gente.)

Estrategia para encontrar empleo
Estrategias y acciones para encontrar empleo

Cuando hablamos de relaciondarse no consiste en bajar al bar de la esquina o charlar con el camarero (que también). Si no en ir a charlasdebateseventos, etc relacionados con el medio ambiente. Allí podrás coincidir con tus “personas objetivo” e invitarles a un café mientras aprendes y compartes tú visión, objetivos e intereses.

Pero recuerda que mientras vas mejorando tu marca personal y las relaciones de confianza que te pueden llevar a tu nuevo trabajo, no debes descuidar el otro 20-30% de ofertas de empleo. Pero eso será en el siguiente capítulo: Buscadores, encontrar empleo en internet y no morir en el intento.

Categorías Empleo

¿Interesante? Compártelo ;)

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario